Treinta y dos desaparecidos al chocar dos buques frente a la costa de China

0
AFP
Pekín

Treinta y dos personas se encontraban desaparecidas este domingo después de que colisionaran en el mar de China Oriental un carguero y un buque petrolero, que se incendió tras el accidente, según las autoridades chinas, que trataban de contener las filtraciones de hidrocarburos.

Tras la colisión, que se produjo el sábado hacia las 20H00 (12H00 GMT), el buque, que transportaba 136.000 toneladas de hidrocarburos ligeros (condensados), “se incendió completamente”, indicó el ministerio de Transportes chino en un comunicado.

Hacia la 01H00 GMT del domingo, el incendio del buque petrolero -con bandera panameña y aún a flote- seguía activo, y podían verse restos de hidrocarburos en la superficie del agua, añadió la misma fuente.

Su tripulación, formada por 32 personas -30 iraníes y dos bangladesíes- seguía desaparecida el domingo al final de la tarde, mientras que las operaciones de búsqueda se intensificaban.

La otra embarcación implicada, un carguero chino con bandera hongkonesa, transportaba 64.000 toneladas de semillas y no sufrió daños “que pongan en peligro su seguridad”.

Su tripulación, compuesta por 21 personas, todas de nacionalidad china, “ya fue socorrida”, según las autoridades.

En imágenes difundidas por la televisión estatal CCTV podía verse el buque en llamas en medio de espesas columnas de humo negro.

El accidente se produjo a unas 160 millas náuticas (300 kilómetros) al este de la desembocadura del río Yangtsé, cerca de Shanghái, en el este de China.

– Operaciones de limpieza –

==========================

En paralelo a las operaciones de búsqueda, Pekín trataba de contener el impacto ambiental. El gobierno envió al lugar ocho navíos, de los cuales varios estaban destinados a las operaciones de limpieza, según la agencia oficial Xinhua.

El objetivo es “evitar cualquier desastre secundario” fruto de la colisión, precisó Geng Shuang, portavoz del ministerio de Relaciones Exteriores, en un comunicado. Por su parte, Seúl desplegó un navío de los guardacostas y un avión, a petición del gobierno chino.

“La investigación para [determinar]la causa de la colisión continúa”, afirmó Geng.

El petrolero Sanchi, de 274 metros de eslora, operaba para la empresa iraní Bright Shipping y realizaba una ruta hacia Corea del Sur para entregar su carga, explicó el ministerio de Transportes chino.

Según el portavoz del ministerio del Petróleo iraní, Kasra Nuri, el buque siniestrado pertenecía a la National Iranian Tanker Company (NITC), el operador que administra la flota de buques petroleros del país.

Según él, el buque transportaba productos de condensado comercializados por la compañía petrolera nacional iraní NIOC, y destinados a la empresa surcoreana Hanwha Total (una empresa mixta entre la francesa Total y el conglomerado surcoreano Hanwha).

Se trata del segundo choque de un navío de la NITC en los últimos años años. En el verano 8boreal) de 2016, un superpetrolero del operador iraní colisionó con un carguero en el estrecho de Singapur, aunque no se produjeron víctimas ni provocó ningún impacto en el medio ambiente.

El estrecho de Singapur es una ruta marítima muy utilizada, lo que aumenta el riesgo de colisión, como la ocurrida el pasado agosto ente un petrolero y el destructor estadounidense “USS John McCain”. Aún así, los choques en alta mar siguen siendo inusuales.