PERALTA

0

PERALTA

Por Elvis Lima

Fuera de Record.

La postura tajante del Ministro Administrativo de la Presidencia, José Ramón Peralta, de que no tiene aspiraciones de cara al 2020, más que seguir al lado del Presidente Danilo Medina, no la veo tan simple como en la forma aparenta.

El influyente funcionario, quien en algunas ocasiones ha hecho el papel de apaga fuego del gobierno, despeja en la forma la turbulencia mental de otros compañeros de su partido, que lo veían como sombra ante cualquier aspiraciones legislativa, e incluso presidencial; Sin embargo, esa misma posición deja sobre la mesa una serie de fichas dignas de analizar. Primero envía un meta mensaje a otros del entorno del Presidente, de que se alejen de cualquier ruido sobre esa dirección, y segundo lanza una voz de alerta hacia los demás para que se concentren solo a trabajar, para que el Presidente siga haciendo el gobierno que soñó.

Pero más aún, como en política la circunstancia son las que determinan, y se hace lo que conviene, aunque no guste de un todo, también deja abierta la invitación para que los demás estén al tanto y puedan actuar ante cualquier seña de su manáger, si al final decide montar un bateo y corrido.

AGRUPAR EL DANILISMO.

El danilismo es una  realidad en el PLD, aunque mucha gente haga bembita. Tiene mayoría en el Comité Central, Comité Político, intermedios y comités de base. En pocas palabras, tiene el partido en sus manos. Sin embargo, no todo es color de rosa.

Se acerca el 27 de febrero, fecha esperada por algunos que siguen en el banco, para ponerse el uniforme gubernamental, y otros que pudiesen salir para darle paso a esos dirigentes que todavía no han visto a linda.

Aunque el mandatario es muy atípico en fechas especiales para producir cambios, por lo menos ha sido su estilo desde que llegó al poder, el danilismo tendría que agruparse, porque le vienen tiempos difíciles. La cercanía del 2020,  tiene en el camino muchos desafíos, siendo el principal, defender la obra de gobierno de su líder, pero para esto tienen que estar agrupado, y con la guardia en alto, como los buenos boxeadores, para evitar ser sorprendidos con gancho volao, ya que los adversarios internos, aunque disminuidos,  no están por dormirse en sus laurales.