Pastor Miguel Bogaert pide al gobierno enfrentar los antivalores para proteger a la Familia

0

El Pastor  Miguel Bogaert  de la Iglesia Monte de Dios,  proclamó que el Estado dominicano tiene la obligación de proteger a la familia frente a los antivalores que se han adueñado de la población,  acompañados del abuso de poder y otras manifestaciones que de manera significativa están afectando a la sociedad.

Sus declaraciones fueron hechas ante una multitud de más de seis mil personas que se congregaron el marte 27 de febrero,  en el parque  Mirador Norte para celebrar su tradicional encuentro  “Pasadía  Familiar”  que como cada año organiza la entidad religiosa en ese lugar.

Bogaert denunció las intenciones de los organismos internacionales como las Naciones Unidas,  UNICEF y otros organismos que han tomado abiertamente una polémica postura, con el fin de avanzar en la idea de que los individuos poseen el derecho al matrimonio entre personas del mismo sexo.

Señaló que el autoritarismo, el abuso de poder, la indolencia, manipulación, el orgullo, la prepotencia, la venganza, la impunidad, la corrupción, deshonestidad, la desconfianza, la inmoralidad y muchos otros, vienen afectado  nuestras familias y la sociedad desde hace mucho tiempo.

El Pastor Bogaert significó que esos antivalores sociales se han convertido en una “epidemia” que va  desde el seno de la familia, en todos los niveles del Estado  y hasta en las iglesias provocando el virus del clientelismo.

Por tanto, requirió del Estado el cumplimiento de sus compromisos y en concordancia con los valores de la sociedad a los que representa, manifestó que quienes dirigen los asuntos del Estado están obligados a proporcionar el apoyo integral necesario para la familia y sus miembros, a través de un marco legislativo y políticas públicas preventivas y soluciones pertinentes en las diferentes áreas.

Dijo que es necesario que el Estado se dedique a la  promoción de empleos, acceso a los servicios de educación y salud, vivienda, seguridad social, protección fuerte y legislación pública contra  la violencia intrafamiliar, sin importar quien sea la persona, protección a las embarazadas y a los recién nacidos. Todo esto ayuda al Estado en su política futura de desarrollo.

Se olvidaron de Dios

El pastor Bogaert enfatizó que no existe el derecho al matrimonio homosexual, en el derecho internacional dice que la relación matrimonial solo es posible entre el hombre y la mujer,  así lo dice las Sagradas Escrituras, la Biblia.

Rechazó las pretensiones de la ONU de estar  desarrollando un índice de inclusión global LGBTI para su implementación en la agenda del 2030. Llamó  a los presentes a estar atentos, frente a  estas agencias internacionales que promocionan el matrimonio del mismo sexo y el aborto, para provocar un control de mentalidad mundial.

Dijo que  ninguna las  agencias han podido dar con la solución a la condición de natalidad mundial, porque se han olvidado de Dios.