May confía en avanzar a fase de negociaciones comerciales con la UE

0

AFP

Theresa May expresó el miércoles su confianza en que la Unión Europea acepte pasar a la siguiente fase de negociaciones de divorcio, la de las futuras relaciones comerciales, pese a los problemas internos de la primera ministra británica.

“Seremos capaces de lograr los suficientes progresos”, dijo en el Parlamento, a unos días -el domingo- de que concluya el límite para que la UE decida si permite el avance de las negociaciones.

Para ello, Bruselas y los 27 países europeos exigieron progresos en las negociaciones sobre sus tres grandes demandas de futuro: que no se reinstaure la frontera entre Irlanda y la provincia británica de Irlanda del Norte, que los ciudadanos europeos puedan vivir sin problemas en el Reino Unido y que Londres acepte pagar una factura de salida de la UE.

Esta semana, May había alcanzado un acuerdo con Bruselas y Dublín sobre la frontera, pero sus socios unionistas norirlandeses del DUP, sin cuyos diputados perdería el gobierno, frenaron las negociaciones, por lo que la líder volvió con las manos vacías a Londres.

Este miércoles, May insistió en que “no habra una frontera dura entre Irlanda del Norte y la República de Irlanda”.

En virtud del acuerdo que rechaza el DUP, Londres aceptaba que la provincia británica de Irlanda del Norte se “alinease” regulatoriamente con Irlanda tras la salida del Reino Unido, permitiendo así que personas y mercancías transitasen libremente, como hacen ahora que tanto irlandeses como británicos forman parte de la UE.

Ello hubiera significado, de facto, que Irlanda del Norte permanecía de algún modo en la unión aduanera y el mercado único europeo, y que la frontera entre la UE y el Reino Unido se trasladaba al mar de Irlanda, algo que se asemejaría a una reunificación irlandesa, para disgusto de los unionistas leales a Londres.