Candidato a Gobernación de Puerto Rico favorito en sondeos, convencido de victoria

0

San Juan, 8 nov (EFE).- El candidato a la Gobernación de Puerto Rico por el anexionista Partido Nuevo Progresista (PNP), Ricardo Rosselló, favorito en los sondeos, confió hoy en su victoria en las elecciones generales de este martes e indicó que estudia cómo integrar su eventual equipo de Gobierno.

En declaraciones a los medios tras ejercer su voto dijo que se sentía “contento” y confiado en que va “a prevalecer”.

Tras animar a los ciudadanos a que acudan a ejercer su derecho al voto, explicó que ya estudia quién puede formar parte de su Gobierno, en caso de salir elegido.

“No he hecho compromiso con nadie, pero sí he hecho análisis de los candidatos”, aseveró Rosselló.

“Tenemos que trabajar y ahora es cuestión de unos cuantos días y organizar un equipo de transición y el equipo que será nuestro gabinete de funcionarios de confianza que estaría trabajando”, dijo el candidato.

“Hemos abierto una página para que ciudadanos que quisieran ser parte del Gobierno sometieran su ‘resumé’ y pudieran pasar por un proceso de entrevista para ver sus aptitudes”, agregó.

En cuanto a la Junta Federal de Control Fiscal, impuesta por Estados Unidos para afrontar la difícil situación financiera de la isla, afirmó que desea sentarse “con ellos tan pronto puedan”.

“Me he podido comunicar con varios de los miembros, pero para ya formalmente como gobernador electo, quiero tener la oportunidad de presentarles lo que es nuestro plan fiscal y lo que va a ser la política pública con ese plan fiscal para poder validarlo y comentar a trabajar”, subrayó el aspirante a Gobernador.

En estos comicios también son candidatos David Bernier, del Partido Popular Democrático (PPD); María de Lourdes Santiago, del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), y Rafael Bernabe, del Partido del Pueblo Trabajador (PPT), además de los independientes Alexandra Lúgaro y Manuel Cidre.

Las elecciones generales se producen cuando la isla, que es un Estado Libre Asociado de EE.UU., atraviesa una grave crisis con una deuda de unos 72.000 millones de dólares. EFE