Argentina, un subcampeón fuera de foco

0

AFP

La selección argentina de Lionel Messi, subcampeona en Brasil-2014, vio peligrar su clasificación a la próxima cita mundialista, sin entusiasmar nunca con su juego, pero finalmente será cabeza de serie en el sorteo del Mundial de Rusia-2018.

En una eliminatoria para el olvido, la Albiceleste estuvo muy cerca de dejar al Mundial de Rusia sin Messi.

Argentina sufrió mucho más de lo esperado para conseguir su pasaje a Rusia en la última fecha de la clasificatoria, cuando derrotó 3-1 a Ecuador en las alturas de Quito (2.850 metros), en un partido que comenzó abajo en el marcador pero que revirtió con una soberbia actuación de ‘La Pulga’, autor de los tres goles.

La selección de Messi desconcertó en su ardua ruta a la cita máxima del fútbol, dejando incluso a dos entrenadores en el camino, Gerardo Martino y Edgardo Bauza, hasta que asumió en junio pasado Jorge Sampaoli.

Ninguno de los tres técnicos que ha desfilado en los últimos dos años parece haber encontrado la fórmula mágica para sacar provecho del genial Messi, máximo goleador histórico de la Albiceleste con 61 tantos.

Hace 20 días, los últimos partidos amistosos de Argentina estuvieron lejos de ratificar el rumbo. Un apretado triunfo ante Rusia (1-0) con destellos de Messi dio una ilusión rápidamente opacada por un duro 4-2 que le propinó Nigeria. Los africanos remontaron un adverso 2-0.

El desconcierto es tal en las filas albicelestes que un indignado Diego Maradona se autopostuló para retomar las riendas de la selección a la que condujo en Sudáfrica-2010, cuando cayó en cuartos de final ante Alemania con un estrepitoso 4-0.

“Yo estoy caliente (furioso) porque regalan nuestro prestigio, pero los pibes no tienen la culpa. YO QUIERO VOLVER!!!”, escribió el legendario exjugador en su cuenta de Instagram tras la caída ante Nigeria.

– Goles son amores –

El gran problema evidenciado una y otra vez por Argentina es cómo rodea a su capitán y estrella Messi, quién le da el pase, cómo dialoga para lograr que en dos o tres toques penetre en el área rival y ejecute a los arqueros como lo hace en Barcelona. Nada de eso aparece. Y como dice el dicho popular, goles son amores.

Argentina estuvo 309 minutos sin anotar en el premundial hasta que rompió la racha un defensor venezolano en su propio arco para un frustrante 1-1 ante la débil ‘vinotinto’ en el Monumental. Faltaban dos fechas de eliminatoria y el equipo de Sampaoli se mantenía en zona de repesca.

No son delanteros los que faltan, son goles. Sergio Agüero, Mauro Icardi, Angel Di María, Gonzalo Higuaín, Paulo Dybala, Cristian Pavón, son invalorables opciones para el ataque argentino, pero su eficiencia se desvanece cuando visten la camiseta albiceleste.

Sampaoli probó, sacó, puso, no encontró. Ahora dice que no descarta volver a convocar a Higuaín, afuera en los últimos partidos de eliminatorias frente a Uruguay (0-0) y Venezuela (1-1) y ante Perú (0-0) y Ecuador (3-1).

En una charla el lunes en la escuela Deportea de periodismo deportivo, Sampaoli explicó que era complicado convocar a Higuaín, por el rechazo de la hinchada: “Había demasiada carga sobre él. Ahora estamos en el mediano plazo y creo que puede ser un jugador importante”.

“El estilo del equipo es atacar con seis jugadores y defender con cuatro”, fue la fórmula que propuso Sampaoli para definir su propuesta.

Según el DT, Argentina “no tiene laterales de elite para afrontar el Mundial frente a las potencias”.